Como evitar las deudas con las tarjetas de crédito

Siempre es oportuno abordar temas relacionados con las finanzas y más aún si tiene que ver con la economía y su impronta en la cotidianidad de las personas. Difícilmente podrá ponerse en duda que la tarjeta de crédito es uno de los instrumentos más relevantes con los que se cuenta en la actualidad en el ámbito del comercio y las finanzas. Pero no captar de acuerdo con una perspectiva razonable lo que implica manejar una herramienta bancaria de esta naturaleza, resulta un error que puede tener graves consecuencias para nuestro bolsillo.

Comentaremos más a fondo acerca de ello en las siguientes líneas. Hablemos más, pues, acerca de cómo evitar las deudas con las tarjetas de crédito.

Básicamente la tarjeta de crédito es un instrumento que nos permite usar una línea de crédito (una cierta clase de préstamo bancario), concedido por una entidad bancaria o financiera en general. Con este recurso se pueden realizar compras o pagos de manera segura y eficiente.

El error más común al manejar tarjetas de crédito

Todo lo anterior es claro y comprensible, pero en muchas ocasiones se comete la equivocación de considerar al crédito bancario como una extensión de las finanzas propias, un dinero extra que se nos concede sin más para poder realizar nuestras compras cotidianas. No se debe pensar de esa manera, ya que puede transformarse en una vía segura para el endeudamiento y los problemas financieros.

El crédito bancario es una suerte de préstamo que se nos concede con la condición de pagarlo a tiempo y de acuerdo con los montos especificados en el contrato que fue firmado al conseguir ese plástico con el banco.

Lo positivo de las tarjetas de crédito

Por lo demás, existen muchos aspectos ponderables acerca de las tarjetas de crédito que vale la considerar. Uno de ellos se relaciona con la ventaja de no llevar dinero en efectivo de un lugar a otro, por el riesgo que eso implica y lo poco práctico que resulta para realizar determinados pagos.

También hay debemos tomar en cuenta que las tarjetas de crédito son aceptadas en casi todos los comercios y que nos dan la oportunidad de realizar retiros de efectivo en las redes de cajeros automáticos siempre que sea necesario.

Conocer a fondo la tarjeta de crédito

Otra causa por la cual se endeudan los usuarios de servicios financieros, tiene que ver con el desconocimiento que tienen, no solamente del mecanismo del que se valen estos instrumentos bancarios al ser utilizados, sino incluso de la forma que tienen y la información que ostentan físicamente.

En efecto, vale la pena familiarizarse con la tarjeta de crédito: en el frente nos muestran el nombre y logotipo del banco que ha emitido la tarjeta; además, muchos plásticos incluyen un chip o dispositivo capaz de almacenar la información y que nos ofrece una mejor seguridad para llevar a cabo las distintas operaciones relacionadas con el crédito bancario. Así también, en esta parte de la tarjeta se muestra el nombre del usuario bancario y la fecha en la que se vence ese instrumento bancario.

Al reverso de la tarjeta se encontrará el espacio en donde va la firma del titular de la tarjeta. Es indispensable firmarla, puesto que eso garantizará una mayor seguridad con respecto al uso que se haga de esa herramienta bancaria. También incluye un código de seguridad que por lo general es utilizado cuando se realizan operaciones por internet.

La importancia del estado de cuenta bancario

Si ya se cuenta con un plástico crediticio, es aconsejable revisar con frecuencia el estado de cuenta. Se trata de un documento que incluye el detalle de las operaciones que se han llevado a cabo con la tarjeta crediticia en cierto periodo.

Esas operaciones pueden incluir compras realizadas en tiendas y almacenes, retiros de efectivo en cajeros automáticos, etc. En términos generales el estado de cuenta es una herramienta provechosa para mantener un eficaz control de las transacciones financieras llevadas a cabo cotidianamente, y así cultivar un uso inteligente de la tarjeta de crédito.

Este documento debe incluir referencias como las siguientes: información acerca del emisor del plástico, datos generales del tarjetahabiente, detalles acerca de la fecha de corte y el día en el que la entidad emisora culmina el registro de las transacciones que se efectúan con la tarjeta en un periodo determinado.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios