Como evitar las compras de pánico y proteger nuestro crédito

Con la llegada del fin de año, se presenta una mayor posibilidad adquirir y consumir diferentes productos. Tener mayores recursos gracias al aguinaldo o por llegar el final del año en el negocio familiar y que nos vaya mejor, puede hacernos pensar que podemos gastar de más. Pero esto es riesgoso, puesto que siempre debemos ahorrar un poco para solventar cualquier emergencia que se presente.

Se sabe que en diciembre muchos productos incrementan su costo e incluso se elevan más cuando la nochebuena se aproxima. Y es que mucha gente está dispuesta a pagar lo que sea, con tal que no falte nada en su cena de nochebuena y en la Navidad. Por todo lo anterior conviene tomar en cuenta algunos consejos para no realizar compras de pánico, las cuales pueden dañar nuestro historial crediticio.

Lo primero es programar nuestras compras. Hay que elegir con tranquilidad para aprovechar al máximo nuestros recursos financieros. Antes de decidirse a comprar nada, hay que revisar cómo están nuestras finanzas personales, ya que hacer un gasto mayor a lo acostumbrado con nuestro plástico bancario puede ahorrarnos bastante en intereses.

No se debe acudir a las tiendas sin tener un objetivo claro y un presupuesto aproximado de lo que se piensa gastar. De este modo se evita ceder tan fácilmente a los deseos espontáneos y agotar nuestro crédito en productos que no nos son indispensables. Lo mejor es realizar una lista de lo que se piensa comprar y buscar los negocios donde nos ofrezcan estos productos a los mejores precios. También es indispensable ser cauto con los meses sin intereses, ya que buena parte de nuestros ingresos mensuales se verán comprometidos durante mucho tiempo.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios