Cómo evitar la cuesta de enero 2018

Se acerca el Año Nuevo y más allá de perfilarse como un motivo de celebración más, en el entorno de los festejos decembrinos, para mucha gente también se presenta como un duro periodo financiero. Nos referimos a la difícil “cuesta de enero”, ese periodo en el que comenzamos el año con las finanzas familiares agotadas por los gastos decembrinos y por lo general debemos soportar una andanada de incrementos en distintos productos y servicios, muchos de ellos de primera necesidad.

Pero, en última instancia, la cuesta de enero, ¿existe?, es solo un mito creado por lo acontecido en años pasados o bien, es una dura e inevitable realidad. Y si es esto último, ¿cómo podemos proceder para que nos afecte lo menos posible? A manera de respuesta les compartimos los siguientes consejos.

No gastar sin un presupuesto previo

Nunca se debe gastar sin realizar un presupuesto, ni comparar precios. En este periodo del año es habitual, que uno se deje llevar por las promociones que realizan las tiendas y ante la sensación de saberse con dinero, uno puede terminar por gastarse el aguinaldo sin percatarse de ello.

Calcula la capacidad de endeudamiento que tenga

De acuerdo con ciertas recomendaciones por parte de la Condusef, hay que procurar que las deudas no sean superiores al treinta por ciento de los ingresos que se obtengan. En este caso solo hay que hacer uso del dinero que se recibe efectivamente y que se tiene disponible al momento.

En este sentido, por estas fechas del año es normal que sean lanzadas promociones atractivas acerca de productos que se ponen a la venta a meses sin intereses. Se trata de un modelo de utilización del crédito que puede brindarnos varias ventajas, si es que se le utiliza como es debido. Para aprovechar al máximo este recurso conviene adquirir productos y servicios que sean más duraderos que las deudas contraídas al conseguirlos.

No contraer deudas, sino liquidarlas

Aunado a lo anterior, los expertos en temas financieros recomiendan no iniciar el año nuevo con más adeudos, por lo cual una porción del aguinaldo puede auxiliarnos a solventar nuestros compromisos. Es aconsejable iniciar la liquidación de deudas por las cuales nos reste poco por pagar o bien aquellas que resulten más costosas por los intereses que se han generado por su causa. Ese es el caso de las tarjetas de crédito.

Demostrar prudencia

La temporada navideña es un periodo para compartir, sin embargo, no hay una ley que nos obligue a participar en todos los intercambios que se nos propongan. En este caso se debe ser prudente y participar en los intercambios de regalos que solamente nos sean indispensables.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tips Financieros

Comentarios