Cómo dejar de tener deudas relacionadas con las tarjetas de crédito

Si la quincena nos dura menos de lo necesario, apenas podemos cubrir el pago mínimo y no hay manera de decirle adiós a las deudas relacionadas con los plásticos bancarios, hay una solución que se puede seguir y eso es lo que les recomendaremos a continuación. Lo primero es comprender que las tarjetas de crédito no nos “regalan” dinero extra y que solo hay que adquirir lo que realmente podemos pagar.

Es de vital importancia evitar las compras impulsivas, procurar que nuestros pagos no superen el treinta por ciento del ingreso regular que se tenga y hacer lo posible por pagar la totalidad del saldo mensual o bien pagar dos o tres veces el considerado como mínimo. De entre los consejos que deben procurarse para no caer en circunstancias de sobreendeudamiento hay que mencionar los siguientes:

No todas las tarjetas de crédito nos convienen

Lo mejor es tener como máximo una o dos tarjetas y cancelar aquellas que se encuentren sin adeudos y que no se utilicen. Esto es muy importante para no pagar sin necesidad comisiones o anualidad por falta de uso del instrumento.

No exceder la capacidad de pago

Hay que usar la cantidad de dinero que los ingresos nos permitan liquidar, sin olvidarse de que las fechas de pago y el importe no pueden postergarse para después. Una regla de oro de la mejor administración financiera es que las compras no deben poner nunca en riesgo nuestro capital.

Establecer prioridades en el gasto

También es importante establecer prioridades en el gasto. Primero hay que cubrir lo indispensable: transporte, renta, alimentos, servicios, salud, ahorro y deudas. Luego otras no tan indispensables pero que no pueden dejar de solventarse: calzado, diversión, vestido, etc.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios