Cómo conseguir menores tasas de interés en las tarjetas de crédito

Manejar una tarjeta de crédito podría parecer sencillo. No obstante, esto se debe en buena media a la sencillez que tiene en su utilización el instrumento bancario en cuestión. Sin embargo, no atender aspectos esenciales en el uso de la tarjeta de crédito puede hacernos caer en complicaciones financieras difíciles de superar. De allí la importancia que tiene, por ejemplo, elegir las mejores condiciones para la contratación de un plástico bancario. Si alguna vez te has preguntado ¿cómo conseguir menores tasas de interés en las tarjetas de crédito?, entonces lo que sigue te resultará de enorme interés.

De entrada, resulta básico obtener la mayor cantidad de información posible acerca de cierta tarjeta crediticia que deseamos contratar. A partir de ello podemos tomar la mejor elección acerca del instrumento crediticio que más nos conviene, evaluando detalles, como, por ejemplo, la tasa de interés que maneje.

Tasas de interés y tarjetas de crédito

Es más complicado de lo que era antes, obtener una tasa de interés más baja en nuestra tarjeta de crédito. Actualmente los acreedores están cobrando intereses más elevados y tasas, y los créditos se otorgan a menos candidatos que hace unos años. Como quiera que sea es aconsejable intentar tarifas más accesibles. Solo basta una llamada telefónica y lo peor que puede pasar es que nos digan que no es posible.

Ahora bien, teniendo un historial de pagos positivo, se tienen más posibilidades de conseguir una respuesta afirmativa. También ayuda si alguna otra compañía de crédito nos ha ofrecido esta misma alternativa. De manera que se puede llamar por teléfono a un representante de nuestro banco y comentarle que otra institución financiera nos ha ofrecido una tasa de interés más baja. También que solicitamos disminuir la tasa de nuestra tarjeta de ser posible, o bien, de plano cancelar el plástico.

Finanzas sanas y productos bancarios

Si nos es aceptada la petición de tener una menor tasa de interés, hay que pedirle al representante del banco su nombre y apellido, así como también la nueva tasa de interés que vamos a manejar para nuestro plástico bancario. De la misma manera hay que tomar nota de cualquier modificación que se realice a nuestro instrumento de crédito.

Si nos es negada la solicitud, puede que sirva llamar otro día, para ver si nos toca un representante bancario que esté más dispuesto a apoyarnos en ese mismo sentido. En ocasiones es solo cuestión de suerte, lograr una menor tasa de interés para nuestra tarjeta crediticia.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios