Clonaron mi tarjeta y compraron por internet

Uno de los problemas que más se presentan en la actualidad con relación a la seguridad bancaria, tiene que ver con la clonación de tarjetas de crédito. Mucha gente se alarma, con justa razón, cuando identifica cargos no reconocidos con su tarjeta de crédito, o bien, se percata de que clonaron su tarjeta y compraron por Internet. De allí la relevancia permanente que tiene comentar acerca de esta temática siempre que sea posible.

Y así como numerosos usuarios de servicios financieros aseguran con angustia “Clonaron mi tarjeta y compraron por internet” y no saben cómo resolver este problema, de la misma manera, hay quienes buscan por la Red “cómo hacer fraudes bancarios” o “cómo robar dinero de tarjetas de crédito”. Tomando en cuenta lo anterior, es preferible atender estos riesgos aprendiendo más acerca de la seguridad bancaria.

Qué es la clonación de tarjetas de crédito

La clonación de tarjetas de crédito se presenta cuando se copia la banda magnética del plástico bancario, con el objetivo de obtener una copia no legal de una tarjeta crediticia.

Ahora es preciso mencionar lo que debemos hacer en casos de fraude. Los plásticos bancarios brindan protección contra los fraudes desde el mismo instante en que se reporta el ilícito al banco emisor. Esto no suele suceder en el caso de las tarjetas de débito.

Si se presentan casos de fraude o se tienen sospechas de ello, hay que llamar de inmediato a la entidad emisora del plástico y cancelarlo o anularlo. Luego, por lo general, se debe enviar una carta a la institución bancaria emisora de la tarjeta de crédito dándole aviso formalmente del robo del plástico.

La importancia de la denuncia de fraudes bancarios

En este documento hay que dejar constancia del día de la pérdida y la información de la tarjeta. Hay que detallar también el día exacto del extravío y cuándo se hizo el reporte formal de la pérdida.

Es aceptable asesorarse, si es conveniente levantar una denuncia ante las autoridades acerca del robo. En última instancia el mejor medio de disminuir los riesgos de fraude es reportar de inmediato la pérdida del plástico al banco, para que los delincuentes no hagan uso indebido de nuestro crédito.

Esta última es la vía más efectiva para no terminar siendo víctimas de fraudes bancarios o de robos de información financiera, hasta llegar a la situación de exclamar: “Clonaron mi tarjeta y compraron por internet”.


Categorías:
Créditos Tarjetas de Crédito Tips Financieros

Comentarios