Cinco consejos para manejar correctamente la tarjeta de crédito

Existe una gran variedad opiniones acerca del uso adecuado de la tarjeta de crédito. Por supuesto, se sabe que es una magnífica herramienta financiera cuando se le da un uso adecuado. La verdad es que mantener un positivo historial crediticio es algo accesible a todos, ya que basta con pagar en tiempo y forma los compromisos bancarios o financieros que se tengan y no hacerse con más adeudos de los que se puedan verdaderamente afrontar. Muchos de los errores más frecuentes relacionados con la tarjeta de crédito es considerar la cantidad que se nos presta a través del plástico como una extensión del dinero propio, cuando esto en realidad no es así.

El uso desacertado de la tarjeta de crédito es una vía directa para ver afectada nuestra economía personal por intereses acumulados y pesadas comisiones. Además, es preciso ser “totalero”, ya que una persona que solo paga el mínimo de su deuda suele prolongar el tiempo de resolución de su adeudo unos diez años en promedio. Es indispensable cubrir enteramente las compras que se han llevado a cabo al mes para evitar así considerables intereses. Es otro de los mejores consejos para un buen manejo de la tarjeta de crédito que se pueden seguir.

Una recomendación indispensable de seguir para gestionar de mejor manera las finanzas propias, es la de medirse en el uso de tarjetas de crédito. No hay que comprar por comprar productos que no nos sean esenciales. No hay que dejarse llevar por las promociones de los establecimientos comerciales por muy atrayentes que se perfilen. Aun si los descuentos que se ofrezcan en las tiendas más famosas se presenten como excelentes, es preciso pensarlo más de una vez antes de utilizar la tarjeta de crédito. Es la manera adecuada de preservar los recursos financieros propios de los gastos excesivos.

Hay que hacerse a la idea de que la tarjeta de crédito es un recurso que solo debe ser usado en casos de emergencia. No debe ser usado para satisfacer antojos inmediatos. Cada vez que se la utilice hay que calcular con inteligencia las consecuencias de ese consumo y posteriormente afrontar en tiempo y forma los pagos que correspondan. El día de pago debe ser respetado al máximo, puesto que, de lo contrario, se deberán pagar intereses por haber olvidado esa fecha tan relevante.

Un consejo que debemos tener presente siempre, para mantener unas finanzas sanas, es el de no contraer deudas que correspondan a más del treinta por ciento de los ingresos que se perciban al mes. De respetar esta pauta se tendrán excelentes posibilidades de evitar los desequilibrios financieros, esos que resultan tan difíciles de superar.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios