Cinco consejos de planeación financiera

Lo primero que debe hacerse para adoptar una mejor planeación financiera, es no comprar por puro impulso productos y servicios a crédito. Es grato estrenar prendas de ropa o gadgets, pero para no agotar sin justificación el capital propio, lo mejor es no comprar a crédito lo que no se necesita realmente. De la misma manera es imprescindible no prestar nuestro plástico crediticio. Se trata de un medio seguro y absurdo para endeudarse, considerando que el beneficio ni siquiera lo disfrutaremos de modo personal, sino aquella persona a la que le prestamos en plástico.

Para tener una mejor planeación financiera, es indispensable tener acceso libre a posibles productos bancarios que llegáramos a necesitar. Pero para acceder a ellos, se debe tener un positivo historial de crédito. No hay que mentir nunca acerca de nuestro historial crediticio. Es un registro que le ofrece información a los otorgantes de crédito acerca de si ese solicitante de sus productos es un buen pagador o si no lo es. También les deja saber cuando ya no te pueden prestar más capital por carecer de la suficiente solvencia. Como quiera que sea, nunca se debe aspirar a más de lo que se pueda pagar: esa es la causa más frecuente de los problemas financieros.

Las promociones a meses sin intereses son muy atractivas y en algunos casos prácticamente irresistibles. No obstante, para llevar a cabo una certera planeación financiera es recomendable no abusar de esta clase de compras a crédito. Los intereses acumulados y las penalizaciones por morosidad o impago pueden llevarnos inevitablemente a la bancarrota. Las promociones a meses sin intereses equivalen a deudas que deben ser pagadas y en muchas ocasiones no se puede hacer tan fácil como se quisiera. A final de cuentas es un adeudo que se va acumulando y no se puede reducir.

Tomar conciencia de un problema es el primer paso para encaminarse a su cabal solución. En este sentido, las complicaciones financieras que deben encarar con frecuencia los usuarios de servicios financieros parten en muchas ocasiones de una escasa previsión y por carecer de la suficiente educación financiera. Un ejemplo de lo anterior es el siguiente: al recibir un capital extra, por lo general se lo gasta irreflexivamente, sin considerar los problemas y compromisos asociados a este desembolso innecesario.

Hay que tratar de acostumbrarse al ahorro. Es otra de las condiciones indispensables para cultivar una eficiente planeación financiera. Hay que establecer metas a mediano plazo para alcanzar una positiva estabilidad financiera. Lo que sigue es conocer distintos productos bancarios y variadas estrategias financieras para gestionar y hacer crecer ese capital acumulado.


Categorías:
Créditos Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios