Buró de crédito qué hago

Cuando los usuarios de servicios financieros experimentan problemas de adeudos considerables, no queda otra opción más que solicitar un préstamo o un crédito para cubrir esos pagos urgentes. Pero en muchas ocasiones este apoyo financiero se nos niega por tener malas referencias en las sociedades de información crediticia. De modo que, si estoy en el Buró de Crédito, ¿qué hago?

Antes de responder a esta cuestión, es importante señalar algunas recomendaciones para mejorar nuestras finanzas personales. Después mencionaremos una posible solución a quienes se pregunten si estoy en el Buró de Crédito, qué hago.

Deudas y deudores de crédito

Recientes estadísticas del Banco de México mostraron que el porcentaje de usuarios totaleros de servicios crediticios, es decir, aquellos que pagan en tiempo y forma la deuda de su tarjeta de crédito, aumentó en los últimos años. Lo anterior revela qué tan importante es la correcta administración financiera para tener felicidad y una buena calidad de vida.

Ciertamente nadie posee una fórmula infalible para contar con finanzas intachables. Lo que uno ahorre, invierta, gane o disponga está determinado de acuerdo a las posibilidades y requerimientos del momento y de cada persona. Sin embargo existe una manera de repartir los gastos cotidianos que beneficia notablemente la experiencia de felicidad experimentada por los usuarios de servicios financieros.

Gastos y adeudos bancarios

De acuerdo a Ryan T. Howell, psicólogo de gran prestigio y estudioso de las decisiones financieras y sus implicaciones en la mentalidad de quienes las toman, el modo en el que gastamos condiciona la felicidad que podamos tener en la vida y por lo tanto, Howell ha bosquejado un presupuesto ideal, capaz de derivar en la más plena satisfacción de los individuos.

Así entonces, tras haber liquidado todos los gastos ineludibles hay que:

1.- Terminar con todos los adeudos de los plásticos de crédito.
2.- Invertir o ahorrar por lo menos el 25 por ciento del resto de los ingresos que se perciban.
3.-Canalizar un 12 por ciento en regalos para amigos y parientes o para labores de caridad.
4.- Utilizar un 40 por ciento de nuestros recursos en experiencias que resulten significativas para la vida.

El presupuesto perfecto creado por Howell puede servir de punto de partida para establecer objetivos o planteamientos que integren de modo juicioso el ahorro, el gasto y la uso que se haga del crédito bancario.

Si estoy en el buró de crédito, qué hago

A final de cuentas debemos tener conciencia de que, más allá del estado de nuestras finanzas personales, todos estamos registrados en el buró de crédito con tan solo realizar una operación bancaria. Lo importante es el tipo de referencias que se tengan recopiladas en esta base de datos acerca de nuestros hábitos de pago.


Categorías:
Buró de Crédito Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios