“Alguien que me saque del Buró de Crédito”

“Alguien que me saque del Buró de Crédito” es lo que solicitan con urgencia numerosas personas que terminan por verse abrumadas, ante la necesidad de obtener un nuevo crédito o préstamo y por tener un historial negativo les es negada la posibilidad. Lo más aconsejable es evitar las deudas impagables para no tener tantas referencias negativas en el buró. También es básico manejar correctamente el crédito bancario.

Pero ¿cómo hacerlo sin afectar la estabilidad del bolsillo propio? Administrar las finanzas personales es algo indispensable, y eso es lo que lo que les comentaremos a continuación, por medio de algunos consejos.

No abusar del plástico bancario

En ocasiones nos precipitamos y utilizamos el plástico bancario para cubrir todos los gastos que tengamos, lo cual deriva en que, como podría anticiparse, no se pueda pagar la cuota debida a final de mes y se generen intereses demasiado considerables como para que podamos solventarlos con los ingresos propios.

Las compras que se realizan con la tarjeta crean intereses, salvo que se paguen de una sola vez.

Manejar correctamente los recursos bancarios

No obstante, algunas compras se prestan más que otras para ser pagadas con tarjeta crediticia. De entre los gastos que no conviene pagar con tarjeta de crédito destacan los siguientes:

Gastos que se realizan mes con mes, como, por ejemplo, teléfono, luz, alimentos, etc. Es factible hacer excepciones si se han presentado alzas inesperadas en los precios y no se cuenta con el efectivo necesario para adquirir el producto o servicio que nos hace falta.

También hay que evitar el pago de viajes con tarjeta de crédito, puesto que se trata de gastos considerables. Lo mejor es solicitar un crédito, para acceder así a tasas más bajas.

Cubrir las cuotas de los créditos

La práctica de endeudarse para pagar deudas no es la más recomendable. Hay que tomar en cuenta que todas las deudas que se tengan, incluyendo los montos a pagar por los plásticos bancarios, no deben superar el treinta por ciento de nuestros ingresos mensuales.

Usar la tarjeta de crédito para el pago de apuestas y juegos ya sea físicamente en un casino o en un casino virtual es un craso error. Los costos son excesivamente elevados y al final afectamos terriblemente las finanzas personales.

No hay que olvidar que el uso inteligente de la tarjeta de crédito la hace nuestra mejor aliada, pero el abuso de ella la transforma en la peor enemiga de nuestra economía.

Llevando a cabo las anteriores recomendaciones se logrará tener un historial intachable y nunca se estará en la necesidad de buscar con urgencia “Alguien que me saque del Buró de Crédito”.


Categorías:
Buró de Crédito Creditos en México Tarjetas de Crédito

Comentarios